Introducción

La revista madrileño-lisboeta Renacimiento Latino, codirigida por Francisco Villaespesa y el portugués Abel Botelho, y de la que salieron dos números, ambos en 1905, fue uno de los laboratorios centrales de nuestro modernismo. De ahí salieron texto para esta revista en 1916.